La productora Helene Granqvist explicó que «Granny» se financió a través de una estructura tradicional: el Instituto de Cine Sueco y dos fondos regionales. Además, atrajo a 928 inversores de una campaña en Kickstarter.


«Tanto Hanna como yo queremos desarrollar la relación con el público, como lo hicimos con nuestra película anterior. Nos dimos cuenta con ‘Gente’ (su anterior trabajo) de que hay muchas personas que quieren participar en la distribución. Poder crear la posibilidad de que nuestra audiencia se sienta parte de un movimiento en torno a la película. El tema tratado en la película – violencia doméstica – es muy importante pero también muy difícil de hablar. Si nuestro proceso de distribución puede ser una herramienta para incluir este tema en la agenda, lo habremos logrado con la película «. Skold habló con Variety sobre la recepción internacional de la película en Toronto, el crowdfunding y el coming of age:

«Granny’s Dancing on the Table» se estrena mundialmente en Toronto. ¿Cómo evalúas la reacción de la audiencia?

Me dio la sensación de que muchas personas estaban muy conmovidas, y se activaron  después de la proyección. Además, las preguntas de la audiencia me hicieron descubrir nuevas capas de la película y comprender dimensiones que realmente no había interpretado antes. Es tan maravillosamente emocionante cuando sucede eso en un encuentro con el público.

«Granny» fue financiada con el Swedish Film Institute, fondos regionales y 928 inversores a través de su campaña en Kickstarter. ¿El papel que ha jugado el crowdfunding ha sido decisivo? ¿Estos inversores van a participar en su estrategia de distribución?

El crowdfunding fue extremadamente decisivo, ya que en realidad grabamos casi la mitad del material  gracias a este dinero. Además obtuvimos fondos de SFI y los fondos regionales. Así que sin nuestros patrocinadores, la película no se podría haber realizado. Además, el apoyo constante de nuestros patrocinadores, durante todo el proceso y después de la campaña fue muy valioso.

La combinación de realidad y stop motion da un tono íntimo, muy apropiado en un ambiente de extremo aislamiento, a esta historia de coming of age. ¿Cuál crees que es el objetivo principal de la película?

Por un lado, creo que esta película atraerá a las personas que están interesadas en el cambio de política con respecto al tema de la violencia doméstica. Esta es una pregunta de la que nos da miedo hablar colectivamente. Nos hace sentir incómodos, pero al mismo tiempo siento que hay una necesidad subyacente extremadamente grande de hablar de tales experiencias. Simplemente espero que la película sea un catalizador para que las personas sigan hablando sobre la violencia doméstica. Por otro lado, creo que la capa de cuento de hadas será apreciada por aquellos que aman los cuentos y los reinos de ensueño.

El uso de la animación me parece muy acertado  en términos de estilo, punto de vista e incluso producción. ¿Qué razones te incitaron a usarlo?

La animación sirve perfectamente como una capa encantada. Da la sensación de que hay una realidad misteriosa, en algún lugar entre el sueño y la realidad. Algo toca los recuerdos, anhelos, lo que ha sido olvidado y el subconsciente. La abuelita es en realidad el poder del subconsciente, el instinto de supervivencia que Eini transmite, y todos lo tenemos. Yo quería encontrar una manera de acercarme a esos pensamientos a través de la sabiduría de una niña.
Al mismo tiempo, la simplicidad de la animación es para mí una forma efectiva de contar la parte de los sucesos brutales. Las muñecas tienen que soportar parte de la violencia que los hombres llevan a cabo, algo así como cuando un niño usa sus muñecas para jugar.

«Granny» muestra cómo la imaginación y la libertad, incluso el humor, pueden triunfar en un ambiente de violencia y aislamiento. ¿Sientes que Eini se acaba convirtiendo en una mujer al final de la película?

Sí, al final de la película, Eini se ha puesto en contacto con su yo interior en forma de imaginación, pero también a través de su conexión con la naturaleza. Ahí es cuando empieza a ser capaz de escapar de la violencia. Pero de alguna manera también ha perdido parte de su inocencia, y ella misma casi se convierte en un peligro para otras personas y la sociedad. La pérdida de la inocencia es, de alguna manera, una parte de crecer.

¿Ya tienes alguna otra película bailando en tu mente?

Mi próxima película tendrá lugar en un supermercado de descuentos en una zona de bajos fondos de Suecia. Abordará cuestiones como la lucha de clases y cómo hacemos cosas contrarias a nuestra conciencia. Todo esto para mantener una organización que nos oprime, porque creemos que no tenemos ninguna otra opción.